Sociedad

EL PAÍS

El día del adiós

“En realidad sólo soy un vendedor de libros”. Así se definía cada vez que lo llamaban Jesús del Gran Poder, o le proponían algo que le parecía que desbordaba su capacidad de emprendedor nato, o lo perseguían con saña o lo adulaban sin recato. Era su forma machadiana de ajustarse a su dimensión íntima.

EL PAÍS

Europa: la deuda con África

Allá por el 99, cuando fenecía el siglo XX, hice un seminario en Dakar, con dirigentes africanos de todo el continente. Me ocupaba, en distintos lugares del mundo, de analizar el impacto de la globalización y veía a África como la región marginada.

EL PAÍS

¿Gaza en el camino de la paz?

Esta pregunta dominaba el coloquio de Pilas (Sevilla) entre israelíes y palestinos, hace menos de un mes. Bajo la batuta de Barenboim, la fundación que lleva su nombre con el de Said, nos había reunido para analizar la situación del conflicto.